Transformadores para instalaciones fotovoltaicas

Son a todos los efectos transformadores de aislamiento, pero realizados de modo que tienen un rendimiento muy alto, es decir pérdidas reducidas al mínimo. Esta característica es necesaria porque los sistemas de conversión fotovoltaica tienen, por naturaleza, rendimientos reducidos.
El uso de un transformador con bajas pérdidas contribuye a mejorar la gestión de la instalación ya que aumenta la cuota de energía trasladada hacia la entidad de gestión, lo que se traduce en una mejora de la economía de la instalación.