Aumento del coste de la energía: la tormenta no se detiene

El año 2021 se caracterizó por unos precios de la energía extraordinariamente altos (como se puede ver en los datos publicados por Iea – International Energy Agency) y numerosos estudios muestran que esta tendencia se confirma también para 2022.

Las causas siguen siendo las mismas: el aumento vertiginoso de los precios de las materias primas y los costes de las emisiones de CO2 que pagan las compañías energéticas y las industrias que hacen un uso intensivo de la energía, un círculo vicioso que actualmente no muestra signos de inversión de la tendencia, a pesar de los esfuerzos de los Gobiernos para controlar los precios.

En esta coyuntura resulta cada vez más importante y estratégico planificar rápidamente las inversiones para reducir el consumo y los costes de funcionamiento de su sistema eléctrico.

Nuestras soluciones de calidad de la energía, especialmente los sistemas de corrección del factor de potencia de la marca Icar y los dispositivos inteligentes de eficiencia energética Enersolve, garantizan un ahorro inmediato.

Ortea es su socio para ayudarle a tomar la decisión correcta (www.next.ortea.com).